Características propias del autónomo para la renta 2018

Características propias del autónomo para la renta 2018
Foto | ©Agencia Tributaria
Actualizado: 14.05.19 - 07:00

Renta 2018 autónomos

Otra de las cosas que también nos diferencia a los trabajadores autónomos de los trabajadores por cuenta ajena es la declaración de la Renta. Los autónomos tenemos algunas características propias que, a la hora de realizar la declaración, pueden hacernos dudar o darnos algún disgusto si no contemplamos algunos detalles. A continuación, te mostramos cuales son.

El borrador Renta 2018 sólo como referencia

El borrador de la Renta 2018 solo te podrá servir de referencia, ya que lo datos relacionados con tu actividad económica no vienen contemplados y los tendrás que implementar tú en la página “Actividades económicas realizadas y rendimientos obtenidos”.

Lo que sí encontrarás en el borrador son tus datos identificativos y los que tienen que ver con tus circunstancias personales. Tú deberás incluir los rendimientos de la actividad que desarrollas, el tipo de actividad, el epígrafe del IAE, el régimen de tributación del IRPF, etc.

Y ojo, porque Hacienda no te hace la declaración a través de su servicio al usuario. Debes hacerla tú o ponerla en manos de un asesor.

¿Qué pasa con el mínimo exento?

En el caso de los autónomos, podríamos decir que no existe.

Por ejemplo, en el caso de los trabajadores por cuenta ajena que hayan obtenido un rendimiento menor a 22.000€ y tengan un solo pagador, o 12€ en caso de tener más de uno, no están obligados a presentar la Renta 2018.

Pero el caso del trabajador autónomo es bien distinto, ya que sí está obligado a declarar si ha obtenido ingresos superiores a 1.000€ y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500€, en tributación individual o conjunta.

Por lo tanto, eso supone unas cifran tan bajas que prácticamente la totalidad de los trabajadores autónomos deben presentar la Renta 2018.

Incluye los gastos deducibles de tu actividad

Otra de las partes que debes incluir tú mismo en la declaración son los gastos deducibles, ya que te pueden hacer ahorrar dinero.

Para tener una guía puede hacerlo con el Modelo 130 del cuarto trimestre, ya que las cifras, si son correctas, deben coincidir. Puede haber diferencias si a lo largo del años has dejado algo por incluir y lo haces ahora.

Debes incluir todos los gastos que tengan relación con tu actividad, por ejemplo:

  • Consumos de explotación.
  • Sueldos y salarios.
  • Seguridad Social.
  • Otros gastos de personal.
  • Gastos de manutención.
  • Arrendamientos y cánones.
  • Reparaciones y conservación.
  • Servicio de profesionales independientes.
  • Suministros.
  • Otros servicios exteriores.
  • Tributos fiscalmente deducibles.
  • Gastos financieros.
  • Otros gastos deducibles.
  • Pérdidas por insolvencia de los deudores.
  • Incentivos al mecenazgo.
  • Gastos de difícil justificación.
  • Amortizaciones.

Añade las retenciones y pagos a cuenta

Debes incluir también todas las retenciones que hayas practicado a tus clientes en cada una de las facturas a lo largo de todo el año. También los pagos fraccionados que hayas ido ingresando a lo largo del año 2018 como adelanto del IRPF en el modelo 130.

La inclusión de estos datos reducirán el importe a pagar y harán más beneficiosa tu declaración.

Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Actualidad

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar