Cómo evitar un cliente moroso

Cómo evitar un cliente moroso
Foto | ©BigStock
Actualizado: 05.02.19 - 07:00

Cliente moroso

Una de las preocupaciones constantes del autónomo es la temida morosidad. Según las últimas estadísticas, el tiempo medio que un autónomo tiene que esperar para cobrar una factura emitida a otro trabajador autónomo, es de tres meses. Esto afecta a la liquidez de tu negocio y a tus recursos para poder cumplir con tus obligaciones fiscales y administrativas.

Si quieres evitar en la medida de lo posible este problema y reducir las consecuencias de tener un cliente moroso, a continuación te damos algunos consejos.

1. Documéntate antes de firmar acuerdos o hacer nuevos clientes

Para consultar el historial de un futuro o nuevo clientes puedes hacerlo en el Registro Mercantil o en el Registro de la Propiedad. Puedes solicitar sus cuentas anuales y/o lo bienes inmuebles de los que dispone.

Los ficheros o registros de morosos son sitios donde también puedes consultar si tu cliente figura en alguno de ellos .

2. Marca tus propias condiciones de pago

Sé tú quien establezca las normas de pago; el plazo, el método de facturación y el sistema de penalizaciones por retrasos o impagos. Ponlo por escrito y preséntaselo a tu cliente para que lo firme.

Los más ventajosos para ti son:

  • La fórmula de cobro anticipado o confirming: esta formula es la mejor garantía para recibir el pago y es la más utilizada vía online.
  • Si te parece muy radical, puedes optar por otros métodos como los pagos parciales, por plazos con afianzamiento o pagos mensuales.
  • Por domiciliación bancaria o transferencia: si es un cobro que tendrás que efectuar durante varios meses, es mejor la domiciliación bancaria mediante el sistema SEPA, pero si en la cuenta no hay dinero, o cobras. Si por el contrario te decides optar por la transferencia bancaria, cobrarás siempre que el cliente esté dispuesto a pagar.

3. Envío de facturas a tiempo

Emite tus facturas con la suficiente antelación para no de lugar el vencimiento de cobro. Según Hacienda, si el destinatario es una empresa o un profesional la factura la emitirás antes del día 16 del mes posterior en el que se haya producido la operación. Y recuerda que el plazo de envío es de un mes a partir de la fecha de expedición. Cuanto antes la envíes, antes es posible que cobres.

4. Histórico de clientes para eludir clientes morosos

Algo que también puedes hacer para evitar el impago de tus clientes es llevar un buen histórico de pagos. Configura una base de datos con las compras y los pagos de tus cliente para determinar si la relación es provechosa.

5. Recordatorio de pagos

En algunas ocasiones, un impago se produce por un despiste o malentendido de un cliente. Por lo tanto, conviene que envíes recordatorios una semana antes del cobro con toda la información sobre el mismo incluyendo la fecha de vencimiento.

Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar