Comunidad de Bienes: todas las claves

Comunidad de Bienes: todas las claves
Foto | ©BigStock
Actualizado: 10.06.19 - 07:22

Comunidad de Bienes

Seguro que en más de una ocasión has oído hablar del término “comunidad de bienes” pero es probable que no conozca exactamente en qué consiste. Pues bien, imaginate que eres autónomo y comienzas a trabajar codo con codo con un amigo que también es autónomo. El negocio, en algún momento, empieza a dar resultados y os asociáis en una pequeña empresa. Podríamos decir que ese es el objetivo de la comunidad de bienes.

Antes de montar una sociedad limitada, la sociedad de bienes puede ser la antesala para ver qué tal va funcionando el negocio y, además, la relación entre los socios.

A continuación, vamos a contarte cómo constituir una comunidad de bienes y qué ventajas tiene.

Definición de comunidad de bienes

Es una sociedad que tiene un contrato privado entre dos o más partes, llamados socios comuneros, que ostentan la propiedad o titularidad de una cosa o derecho pro indiviso. En el contrato de comunidad de bienes ha de detallarse la actividad del negocio, las aportaciones efectuadas por cada comunero (en dinero o en especie), el porcentaje de participación que cada comunero tiene en las pérdidas y ganancias de la entidad, el uso de elementos comunes y el sistema de administración.

En definitiva, se trata de una fórmula sencilla de asociación entre empresarios con un proyecto común de explotar o administrar un bien o derecho en común.

Características y particularidades de la comunidad de bienes

Las características principales se pueden resumir en 6:

  • Número de socios: debe haber un mínimo de 2, ya que no se entiende otro tipo de asociación y una sola persona no tendría sentido que fuera una comunidad de bienes.
  • Contrato privado: si no se aportan bienes inmuebles o derechos a la comunidad, no es necesario hacer un contrato de escritura pública. Bastará con un contrato privado en el que se deje clara la actividad de la comunidad, aportaciones de cada comunero, participación en pérdidas y ganancias y sistema de administración.
  • Responsabilidad ilimitada: al mantener la condición de autónomo, los comuneros responden con todos sus bienes ante cualquier deuda.
  • Fiscalidad: las comunidades de bienes tributan por el IRPF y no por ningún tipo de impuesto especial o Impuesto de Sociedades. Hay que hacer autoliquidación de IVA e IRPF cada trimestre.
  • Aportaciones: es necesario que los comuneros aporten trabajo y dinero, pero no hay un mínimo de aportaciones.
  • Personalidad jurídica: la comunidad de bienes carece de personalidad jurídica propia, lo que significa que la responsabilidad de los socios comuneros por deudas contraídas por dicha comunidad frente a terceros es ilimitada y solidaria, es decir, responderán los comuneros con sus bienes presentes y futuros y se respaldan unos a otros.

Cómo crear una comunidad de bienes

La constitución de una comunidad de bienes es un trámite relativamente sencillo, aunque requiere cumplir con Hacienda, Seguridad Social y el Ayuntamiento. Se constituye así:

  1. Redacción de contrato privado: redacción del contrato entre las partes, que debe ser público si se aportan bienes inmuebles o derechos reales. En este contrato deben aparecer el nombre de la comunidad, de las partes, el domicilio social, objeto social y otros datos de este tipo.
  2. Obtención del CIF: a pesar de que no tengas que inscribir la comunidad de bienes en el registro mercantil, sí que debes obtener un CIF en Hacienda. Envías el contrato privado y te darán un CIF provisional durante 6 meses, el cual podrás cambiar por uno nuevo pasado ese plazo.
  3. Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: pago del 1% del capital inicial que hayas indicado en el contrato. Se abona a Hacienda junto al contrato privado una vez entregado.
  4. Alta en el RETA: en caso de que alguno de los comuneros no sea autónomo, tendrá que darse de alta. Si además vais a contratar trabajadores, tendréis que solicitar el número de la patronal.

Comparativa entre comunidad de bienes y sociedad limitada

Podríamos decir que la comunidad de bienes es un paso intermedio entre ser trabajador autónomo y tener una sociedad limitada. A continuación, vamos a hacer una comparativa entre las dos formas.

  • Aportación inicial: la S.L. requiere una aportación inicial de 3.000€ y, además, para constituirla tendrás que pagar a un notario de 300 a 500€. Una comunidad de bienes no tiene ningún mínimo legal, tan solo hay que aportar bienes o bien trabajo y dinero.
  • Número de socios: la S.L. puede ser unipersonal, mientras que la comunidad de bienes debe estar formada por dos o más personas.
  • Responsabilidad: la S.L. tiene personalidad jurídica y responsabilidad limitada, mientras que la comunidad de bienes te obliga a responder con todos tus bienes empresariales y personales. Ojo, ya que si uno de los socios de la comunidad de bienes la endeuda, responderéis todos.
  • Constitución: la comunidad de bienes se formaliza en poco tiempo y de manera sencilla. La S.L. tiene un proceso más lento, requiere de una inversión mayor y de la redacción de estatutos.
  • Fiscalidad: la comunidad de bienes tributa por el IRPF en caso de no tener carácter mercantil. En la actualidad, al igual que una Sociedad Limitada, la comunidad de bienes tributa por el Impuesto de Sociedades.

Ventajas e inconvenientes

Como todo, la comunidad de bienes tiene sus ventajas e inconvenientes.

Ventajas:

  • Trámites de constitución sencillos.
  • No es necesario un capital mínimo para su constitución.
  • Utilización sencilla para la gestión de bienes cuya titularidad jurídica es común o sin dividir.

Inconvenientes:

  • Responsabilidad ilimitada de los socios por las deudas.
  • Forma jurídica que suele estar excluida de ayudas y subvenciones.
Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar