5 consejos para mejorar las Historias de Instagram

5 consejos para mejorar las Historias de Instagram
Foto | ©BigStock
Actualizado: 18.03.19 - 07:00

Si se usa correctamente, Instagram Stories puede ser un arma poderosa en el mundo de la publicidad, pero si no, todos tus esfuerzos pueden ir por el desagüe con un solo toque.

El lado positivo de Stories es la posibilidad de obtener una audiencia completamente nueva, aumentar el conocimiento de tu marca y, en última instancia, mejorar tu negocio. Sin embargo, esto podría no ser tan fácil como parece. No es solo subir Historias o publicar Anuncios de Historia sin ninguna guía o sin mucho esfuerzo y esperar grandes resultados.

Un usuario necesita menos de un segundo para tocar tu historia, lo que significa que si no captas su atención instantáneamente, tu historia y todos los recursos que has invertido en ella no tendrán sentido.

Aquí hay algunos consejos que ayudarán a reducir la tasa de rebote en las historias de Instagram.

Las Historias de Instagram no son mágicas

Aun así, las Historias pueden hacer magia para tu negocio, pero solo si se hacen correctamente. No puedes exagerar, pero tampoco puedes distraerte. Hay una línea fina que debes equilibrar delicadamente si quieres que la gente realmente vea tu historia y la vea hasta el final. Veamos dónde está exactamente esa línea.

Gestionar Anuncios de Historia

Lo primero aquí es ejecutar Anuncios de Historia. Aunque, simplemente puedes usar el perfil de tu negocio para cargar Historias, los anuncios son una excelente manera de crear una base de seguidores más sólida y mejorar tu negocio.

Al principio, los Anuncios de Historia estaban reservados para grandes marcas como Nike, pero rápidamente se han puesto a disposición de todos los que quieren ejecutarlos. La razón por la que Story Ads está ganando tanta popularidad, es que otros canales digitales se han contaminado un montón, con una sobredosis de información que a veces hace que te pierdas cosas, sin darte cuenta. Por otro lado, los anunciantes son excepcionalmente lentos en la adopción de Story Ads como un método de publicidad.

Además, un tercio de las historias más vistas provienen de negocios y una de cada cinco historias recibe un mensaje directo del espectador. Si lo completas con un poco de creatividad en tus anuncios, puedes involucrar a las personas en formas nuevas e interesantes.

Añadir una llamada a la acción

Si deseas que tus espectadores realmente hagan algo después de ver tu anuncio, debes agregar una llamada a la acción. De lo contrario, se asombrarán pero se confundirán, y se quedarán allí preguntándose cuál fue el punto de todo y qué se espera que hagan a continuación.
Se supone que una llamada a la acción dirige a tus seguidores y debes decirles exactamente qué deben hacer a continuación, por lo que tienes que ser claro/a y contundente. Solo debes haber una llamada a la acción, para que tus espectadores no se confundan. Deberías crear un sentido de urgencia e incluso el temor de perderse lo que tu empresa tiene para ofrecer.

No hay nada más tentador que una oferta por tiempo limitado, un trato exclusivo o una oportunidad única, y al ofrecer cualquiera de estas cosas en tus anuncios, puedes esperar que los espectadores se conviertan en visitantes, y en muchos casos, incluso en clientes. Por supuesto, no puedes colocar la llamada a la acción en el lugar que desees. Incluso para tus historias de Instagram, debes medir las métricas de otros canales de redes sociales, pensar en una estrategia de contenido eficiente y coordinarte con tu estrategia de marketing digital.

Como una de las herramientas más poderosas, puedes usar esto en tus Anuncios de Instagram. La llamada a la acción es una necesidad si deseas que tus anuncios den resultados.

Experimentar con el vídeo

Antes de elegir el vídeo como tu formato de anuncio, debes pensar si es el mejor formato para esa idea en particular. Esto es especialmente difícil de hacer bien porque no hay una sola regla que establezca cuándo debes usar el vídeo o cuándo debes usar una imagen simple. Un formato no es necesariamente mejor que el otro, pero para un caso específico, un formato particular puede proporcionar mejores resultados. Como de costumbre, tendrás que probar todas estas opciones o leer artículos sobre errores de contenido para evitar cometer fallos de principiante.

Un vídeo no es necesariamente mejor que las imágenes, pero en algunos casos, simplemente es una manera mejor de hacerlo. Los vídeos pueden ser mucho más creativos que una sola imagen fija, y puedes atraer a tu audiencia de una manera mejor que la que las imágenes podrían hacer. Puedes expresar plenamente tu creatividad y encontrar nuevas formas de interactuar con los espectadores, con cada anuncio.

Los vídeos en tus anuncios son una excelente manera de expresar tu creatividad y mostrar a tus espectadores de qué se trata tu marca. Aun así, conseguir que un vídeo funcione a tu favor puede ser una tarea difícil, por eso hay profesionales que se especializan en este tipo de trabajo. Siempre debes obtener una ayuda profesional, si decides hacer un anuncio de vídeo. Entonces, antes de embarcarte en este esfuerzo, investiga, encuentra revisiones útiles o listas de clasificación, y simplemente elige entre las agencias que consideres más adecuadas para tu negocio.

Interactuar con tu audiencia

No hay mejor manera de llamar la atención de alguien que hacer que interactúe con tu anuncio, y qué mejor manera de hacer que alguien interactúe con tu anuncio que pedirle su opinión.

A la gente le encanta compartir sus opiniones y le encanta tener la impresión de que su opinión es importante. Además, puedes usarlo para averiguar qué quieren tus seguidores, qué tipo de contenido les gustaría ver en el futuro e, incluso, qué piensan de tu marca.

Al realizar encuestas a través de tus Anuncios de Historias, puedes hacer que los espectadores se sientan personalmente interesados ​​y puedes dirigir tus acciones en función de las respuestas que brindan.

Por lo general, puedes obtener mejor información si dejas que los espectadores elijan entre varias opciones que si simplemente haces una pregunta de "sí-no". Siempre puedes preguntarles si estarán interesados ​​en el próximo tema de tus historias y anunciarles sobre esto.

Mantente en armonía con la estética de la marca

Tu imagen es la característica más reconocible de tu empresa, cuando se trata de tus seguidores. Conocen tu logotipo, reconocen tu estilo y pueden identificar tu producto desde lejos. Esto significa que tienen que reconocer tu anuncio, así como conectar la historia a tu marca a la perfección, y todo esto en una fracción de segundo.

No solo tu Story Ad tiene que encajar perfectamente en tu estética general de Instagram, sino que también debe encajar en la estética general de tu empresa, es decir, tu imagen. En pocas palabras, debes ajustar tu anuncio a lo que tus espectadores esperan ver de ti. Puedes hacerlo usando los colores de tu marca en tus historias o la misma fuente. Por ahora, solo hay unas pocas fuentes que puedes usar en las historias de Instagram, pero puedes personalizar las imágenes que deseas cargar antes de usar Instagram. Utiliza Adobe Illustrator o Photoshop para pulir tus historias, y luego agregar algunos gifs para hacerlas más interactivas.

En definitiva, se trata de mantener la participación de tu audiencia descubriendo las formas divertidas e interactivas de llegar a ella. A pesar de que algunas se enumeran aquí, se inventan a diario nuevas formas de utilizar Instagram Story Ads, lo que significa que depende de ti y de tu creatividad hacer que las cosas funcionen en este medio.

Etiquetas: Instagram | Stories
Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar