Necesito contratar empleados. ¿Qué opciones tengo?

Necesito contratar empleados. ¿Qué opciones tengo?
Foto | ©BigStock
Actualizado: 13.02.19 - 07:00

Contratos laborales

Si tu negocio empieza a crecer y necesitas contratar gente, tienes muchos tipos de contratos. A continuación, te describimos los más comunes y los que te benefician más como autónomo.

Contrato mercantil vs. contrato laboral

Puede darse el caso que no quieras contratar, que tan solo necesites a otro autónomo o empresario para que colabore en un proyecto concreto. Para ello tendrás que hacer lo que llamamos un contrato mercantil. La ventaja es que con este tipo de contrato no pagas IRPF ni Seguridad Social que supone tener un empleado.

La diferencia de un contrato mercantil y uno laboral es que ambas partes estáis en igualdad de condiciones. No hay jefes. Tú serás un cliente de quien contrates y este te tendrá que rendir cuentas del trabajo que hayáis acordado.

Los contratos laborales

Hay muchos tipos de contratos pero se pueden agrupar en cuatro modelos: indefinido, temporal, en prácticas y de formación.

Contratos indefinidos

Como su propio nombre indica, se trata de un contrato laboral sin límite de tiempo. La jornada puede ser completa o media. Cuanta, además, con muchos incentivos fiscales al promover el empleo a largo plazo.

Contratos temporales

En el caso de que solo necesites cubrir un pico de trabajo o hacer una sustitución, o si vas a contratar a alguien por primera vez y no sabes si vas a poder hacer frente a ese gasto, puedes optar por el contrato temporal.

Hay varios tipos de contratos temporales, pero los más utilizados son estos:

  • Contrato de trabajo por obra o servicio determinado
  • Contrato eventual por circunstancias de la producción
  • Contrato de interinidad

Contratos para la formación y aprendizaje

Es una modalidad de contrato para jóvenes de menos de 30 años. Este año se introduce una novedad en la cotización del contrato de formación y es que este colectivo queda exento de cotizar por formación profesional. Y tú, como contratante, tendrás derecho a una reducción del 100% de la cuotas empresariales a la Seguridad Social siempre y cuando tu empresa tenga una plantilla inferior a 250 personas.

Una vez seleccionado, el trabajador debe aportar para hacer el contrato:

  • Fotocopia de DNI.
  • N.º de Seguridad Social.
  • Justificante de inscripción en el SEPE como demandante de empleo.
  • Certificado de finalización de la ESO (solo cuando la formación del Certificado de Profesionalidad sea de nivel 2).

Contratos en prácticas

Es un contrato dirigido a jóvenes que hayan finalizado sus estudios hace menos de 4 años. La duración mínima es de 6 meses y la puedes ampliar hasta los 2 años.

Esta alternativa cuenta con bonificaciones e incentivos fiscales ventajosos, pero debes de tener en cuenta que contratarás a trabajadores sin experiencia o con muy poca.

Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar