¿Cuándo hay que conservar un albarán?

¿Cuándo hay que conservar un albarán?
Foto | ©BigStock
Actualizado: 07.03.19 - 07:00

Ya sabemos que una de las obligaciones cotidianas del autónomo es llevar la contabilidad al día y guardar todas las facturas. Pero, ¿Y los albaranes? ¿Es obligatorio también guardarlos?

Qué es un albarán

Lo primero que hay que aclarar es que un albarán es un documento de carácter mercantil que sirve para acreditar la entrega de un producto o servicio. Su finalidad es, simplemente, garantizar que el vendedor tenga constancia de que el cliente a recibido el producto. No es un documento obligatorio y nunca sustituye a una factura, por lo tanto, no tiene validez fiscal.

Cuando una empresa entrega un albarán al cliente, esta se quedará también con una copia de albarán.

Para que el albarán tenga validez de garantía tiene mostrar:

  • Lugar y fecha de emisión del alabarán
  • Código o número del albarán
  • Datos identificativos de emisor y de receptor
  • Lugar y fecha de entrega de la mercancía o servicio
  • Firma y sello
  • Cantidad y descripción de productos/servicios

La única diferencia al uso entre un albarán y una factura es que no tiene por que informar del precio del bien o servicio.

 

 

Albarán valorado y si valorar

El albarán no tiene por qué contener el precio porque, como hemos dicho, es un documento sin validez fiscal.

Sin embargo, cuando el albarán sí especifica el precio por unidad de producto y el coste total de la operación se convierte en un albarán valorado. Si, por el contrario, solo contiene la descripción del producto o servicio y la cantidad, sin incluir importes, es un albarán no valorado.

¿Cuándo es obligatorio conservar albaranes?

En el caso de entregar un albarán, esa información estará después también en la factura que emitas. La factura ya es en sí misma garantía de todo del proceso de venta, además de incluir el IVA que posteriormente podrás deducir o tributar.

En el caso de que la factura no refleje la información del albarán pero sí haga mención de él directamente, tendrás la obligación de conservarlo igual que la factura y adjuntarlo a la misma.

Este supuesto se da, generalmente, en las facturas recapitulativas, que son aquellas en las que se incluye información de distintas operaciones realizadas en fechas diferentes pero para un mismo destinatario siempre dentro de un mismo mes natural.

 

Etiquetas: Albarán
Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis
Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar