Qué debes tener en cuenta cuando haces un estudio de mercado

Qué debes tener en cuenta cuando haces un estudio de mercado
Foto | ©BigStock
Actualizado: 23.10.19 - 07:00

Estudio de mercado

Cuando planeas lanzar un nuevo producto o servicio es muy importante que conozcas qué aceptación puede tener en el púbico con anterioridad. Para ello, hay que hacer un estudio de mercado.

Un estudio de mercado, además de darte pistas sobre el éxito o el fracaso que puede suponer este lanzamiento, te dará detalles sobre aspectos fundamentales que debes conocer. Entre ellos, está el precio, el diseño de producto, las variables sociodemográficas y geográficas, etc. Además, un estudio de mercado puede ayudarte a identificar nuevas necesidades y oportunidades de negocio, incluso te puede dar a conocer aspectos de tu competencia.

Por qué es importante un estudio de mercado

Un estudio de mercado es, a fin de cuentas, una investigación que tiene como objetivo conocer las distintas necesidades de información de una empresa antes de lanzar un determinado producto o servicio, teniendo en cuenta las variables del mercado.

Entre estas variables destacan las cuatro P del marketing, que son: producto, precio, punto de venta y promoción. Aquí podríamos añadir también competencia.

La inversión que puedes realizar al hacer un estudio de mercado será muy beneficiosa porque te revelará información importante, lo que te supondrá un gran ahorro en costes ya que podrás anticiparte a las reacciones de los proveedores  y clientes, y realizar cambios para mejorar el lanzamiento del producto.

Además, debes tener en cuenta el  actual entorno, altamente cambiante y con segmentos y nichos de mercado cada vez más pequeños, por lo que un estudio de mercado te ayudará a realizar un posicionamiento correcto. También, tener información de las cuatro P del marketing te permitirá diseñar el plan de marketing.

Por o tanto, no debes considerar el estudio de mercado como un coste sino como un ahorro. Pero es fundamental que para conseguirlo, definas los objetivos que buscas y las fases del estudio que vas a realizar, y lo dotes de los recursos necesarios.

Definir los objetivos del estudio de mercado: Para definir los objetivos, tienes que saber qué tipo de información necesitas. Por ejemplo, si vas a abrir una tienda, necesitarás saber dónde viven tus clientes potenciales. Por lo tanto, es importante que te tomes el tiempo necesario para definir qué quieres saber.

Fija tu target o público objetivo: Debes definir tu público objetivo, pero la amplitud del mercado, que es muy grande, hace imprescindible que te centres en el público objetivo del que quieres información. Por ejemplo, si vas a montar un negocio de venta de productos gourmet, tu público objetivo principal será el de personas con un alto poder adquisitivo y que valoren la calidad del producto por encima del precio.

Información externa: Cuando realizas el estudio de mercado, en ocasiones puedes recabar información externa de otros estudios que te ayudarán. Por ejemplo, las estadísticas son una herramienta esencial. Con este tipo de datos puedes conocer , por ejemplo, la renta per cápita de la ciudad donde vas a emplazar tu negocio, la distribución de la población por edades, etc. Además, tienes un montón de estudios externos publicados por consultoras y universidades, que pueden proporcionarte una información muy útil para complementar tu estudio.

Información interna y diferentes técnicas: Debes recabar tu propia información para basar tu estudio. Lo puedes hacer a través de diferentes técnicas. Una de ellas es la observación directa. Es muy útil si quieres ver cómo se comporta el consumidor. Por ejemplo, qué puntos de un centro comercial se visitan con más frecuencia, el emplazamiento de un determinado producto en un tienda, etc. La herramientas que puedes utilizar son las entrevistas y encuestas. A través de ellas, y definiendo muy bien las preguntas según los objetivos que busques, puedes profundizar en el conocimiento de tu cliente objetivo. Los métodos son varios; desde rellenar un cuestionario con o sin entrevistador gracias a internet, hasta realizar entrevistas a especialistas en investigación de mercados.

Tabulación y tratamiento de datos: Una vez finalizada la etapa de captación, es hora de ordenar los datos. Tienes programas profesionales como SPSS, con los que se pueden realizar todo tipo de análisis usando diferentes variables estadísticas. Pero en la mayoría de los casos, tabulando, ordenando e incluyendo cálculos y fórmulas estadísticas, puedes ordenar los resultados con Excel.

Conclusiones y análisis DAFO: Esta es la parte más importante; analizar resultados y sacar conclusiones. Es muy útil que lo plasmes en un análisis DAFO, en el que puedas ver y examinar las debilidades, las amenazas, las fortalezas y las oportunidades de tu próximo lanzamiento. Con esta herramienta podrás sintetizar el resultado obtenido y tomar las medidas adecuadas para conseguir tu objetivo.

Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar