Guías prácticas

Cómo establecer el precio de un producto o servicio

Actualizado el 21.09.18 - 09:57

Poner precio a los productos o servicio de un negocio no es tarea sencilla. Una de las estrategias que se utilizan para valor los productos es el Benchmartking, es decir, estudiar a la competencia y los precios de los productos y/o servicios.

Ahora bien, si utilizas esta estrategia tienes que tener presente dos cuestiones: por un lado, que hay negocios que ofrecen valores agregados al producto que les permite poner un precio diferente; que aplican en la gestión del negocio estrategias de ahorro.

Para fijar el precio es aconsejable seguir estas pautas:

1. Tener en cuenta los gastos generales.

Para fijar el precio de tu producto o servicio es muy importante que determines el coste completo de dirigir tu negocio; para que el saldo de tu negocio sea positivo.

En el negocio hay costes directos e indirectos. Los directos son aquellos que están asociados directamente con el negocio: costes laborales, de marketing, de fabricación,...

Los costes indirectos son aquellos ligados con mantener el negocio en marcha: gastos de funcionamiento, suministro de limpieza, intereses, tu sueldo, ...

2. Establece un punto de éxito.

Un negocio no es una organización sin ánimo de lucro; un negocio se pone en marcha para ganar dinero suficiente. Una vez que sepas cuánto tienes que ganar para que el negocio sea viable puedes empezar a tener una idea de cuál será un precio exitoso para tu producto.

3. Anticípate a los deseos de tus clientes.

Lo primero que tienes que tener presente es que tus clientes tienen que tener claro porque han de adquirir tu producto y no otro.

Además, para establecer el precio tienes que determinar cuanta mercancía puedes vender en un determinado periodo; si hay demanda. Junto a ello ofrece un servicio al cliente que te haga ser diferente.

4. Estudia la competencia.

Observa si hay otros negocios cerca, qué venden, a qué precio, que ofrecen...

5. Vigila de cerca tus precios y tu presupuesto.

Monitoriza tus beneficios y precios al menos una vez al mes. Examina el coste y las ganancias de cada producto de forma que sepas cómo contribuye a tu rentabilidad. Habla con tus clientes, escucha lo que te dicen y cambia lo que sea preciso. Si tienes que subir los precios hazlo lenta y gradualmente.

6. Usa promociones para bajar el precio y hacer que la gente entre a tu tienda.

También puedes aplicar estrategias promocionales de fijación de precios como "compre uno y llévese dos".

Ojo que bajar el precio muy por debajo del precio promedio del mercado puede dar la sensación de que el producto o servicio es de calidad inferior.

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar