Principales motivos por los que tu negocio puede no funcionar

Principales motivos por los que tu negocio puede no funcionar
Foto | ©BigStock
Actualizado: 25.02.19 - 07:00

Modelo de negocio

Puede pasar que eres un emprendedor y acabas de comenzar tu andadura profesional. Pero algo va mal. No sabes qué es pero hay algo que no estás haciendo o no lo estás haciendo bien.
A continuación, te vamos a contar algunos de los errores más comunes que se cometen y hacen que tu negocio no funcione.

No has definido tu modelo de negocio

Lo primero que debes hacer es definir tu modelo de negocio. Qué vas a vender, a quién, cómo lo vas a hacer, a qué precio, a través de qué canal, etc. Tienes que tener todos estos aspectos muy definidos y claros.

Además, tienes que indagar sobre la tendencia del mercado, cuál es y cómo trabaja tu competencia y, sobre todo, conocer a tus clientes potenciales para saber si se trata de un negocio rentable o no.

No atiendes a las señales del mercado

Este punto está estrechamente relacionado con el anterior, ya que, como te decimos, debes atender al mercado en cuanto a oferta y demanda con un buen estudio de mercado. Debes de seguir las tendencias que el mercado te marca, conocer los nichos más rentables, los precios o los índices de consumo. El mercado te va marcando la trayectoria que debes tomar.

Se te disparan los costes

A la hora de vender, tienes que tener en cuenta los márgenes de beneficio. Puedes vender mucho pero si no cuidas este aspecto los costes se te pueden disparar.

La diferencia entre lo que ingresas por ventas y el coste de producción te da como resultado el beneficio bruto. Minimizar los costes sin perder calidad de producto es una de las prioridades de las empresas.

No alcanzas objetivos de venta

Una de las causas principales por las que cierra un negocio suele ser la falta de ventas. Por lo tanto, si tu cuenta está cada vez más roja y no alcanzas tus objetivos de ventas hay algunas preguntas que debes hacerte:

  • ¿Tengo un plan de ventas?
  • ¿Conozco bien a mi cliente potencial?
  • ¿Sé cómo dirigirme a él?
  • ¿Es mi producto lo suficientemente atractivo?
  • ¿Sé cómo comunicar sus beneficios?
  • ¿Tiene el precio adecuado?
  • ¿Es mi negocio fácilmente localizable?
  • ¿Invierto lo suficiente en marketing?

Es posible que en la respuesta de alguna de estas preguntas esté la razón por la que no vendes lo que deberías vender.

No fidelizas clientes

La fidelización de clientes es fundamental. Por supuesto, requiere un esfuerzo en labores de comunicación, comercialización y políticas de precio. Ten en cuenta que es mucho más económico para una empresa fidelizar clientes que hacer clientes nuevos. Es muy importante que implantes estrategias de fidelización para que la relación que te une a tus clientes sea más fuerte y duradera.

No mides resultados

Un factor importante es tener un diagnóstico de la situación para saber dónde debes mejorar. Hay herramientas y programas que te pueden ayudar a realizar métricas para optimizar el rendimiento económico.

Además, es fundamental que, si tienes trabajadores, los involucres en el seguimiento de estas métricas. Tienen que tener unas directrices para poder adquirir responsabilidades y poder evaluar su trabajo.

No inviertes lo suficiente

Como emprendedor, lo más probable es que uno de tus principales objetivos sea abaratar costes. Para ello puedes dejar de invertir en otras áreas necesarias y cometer un error que puede hacer que tu negocio no funcione. Ten presente que, aunque sepas hacer muchas cosas, hay algunas que puede que no se te den demasiado bien. Por ejemplo, puedes ser muy bueno diseñando campañas de marketing y captación de clientes pero para vender no vales. Por lo tanto, si no inviertes en un buen comercial nunca conseguirás las ventas que te has marcado como objetivo.
Y no te olvides de la tecnología. Mantente al día en cuanto a la implementación de herramientas tecnológicas. Actualmente el Big Data y Cloud te pueden beneficiar en la gestión de tu negocio.

No piensas en lo importante: tu cliente

No dejes que diferentes cuestiones de tu negocio te hagan perder el norte. El cliente es el rey de tu negocio. Lo más importante. Es fundamental que la filosofía de tu empresa esté focalizada en el cliente.

Falta de motivación

La falta de motivación es una de las peores cosas que le puede pasar a un emprendedor. Ten en cuenta que emprender es duro y requiere muchas ganas, fortaleza y mucha actitud positiva. Llegar a la meta y alcanzar beneficios es cuestión de confianza, ganas, paciencia y, sobre todo, actitud.

Además, el hecho de estar desmotivado y desganado influye directa y negativamente sobre la atención que das a tus clientes.

No cuentas con un buen servicio de asesoría

Asegúrate con contar con un buen asesor que te lleve los asuntos fiscales y de Seguridad Social al día y que te informe de subvenciones y ayudas a las que puedes optar.

Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar