Oficinas compartidas y Coworking. Pros y contras

Oficinas compartidas y Coworking. Pros y contras
Foto | ©BigStock
Actualizado: 12.04.19 - 07:10

Coworking autónomos

Los coworking son espacios de trabajo flexibles que permiten a profesionales independientes, emprendedores y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo, tanto físico como virtual, con el fin de desarrollar sus proyectos profesionales la vez que fomentan proyectos conjuntos.

Pagando una cuota mensual, el usuario tiene a su disposición un espacio de trabajo dotado con todo lo que necesita, como ordenadores, mobiliario, teléfonos, servicios de secretariado y recepción, entrega de correo, etc. y comparte espacio con otros emprendedores.

Este nuevo concepto de trabajo surgido en Estados Unidos ha ido tomando fuerza y ganando adeptos frente a la necesidad cada vez más creciente de flexibilizar los horarios laborales y hacer evolucionar el concepto tradicional de trabajo, y, paralelamente, gracias a las nuevas tecnologías que han permitido esta nueva modalidad de trabajo a distancia.

Sin embargo, algunos estudios indican que la mayoría de los autónomos prefiere la oficina tradicional frente al espacio compartido. El 65.8% prefiere la organización y rutinas de la oficina tradicional frente a la flexibilidad y reducción de costes que ofrece el coworking. Un estudio de Level Up indica que el 79% de los trabajadores por cuenta propia prefieren la opción de un local propio frente al 19% que prefiere trabajar desde su propio domicilio. Solo un 3% se decanta por el coworking.

Por lo tanto, y en vista de los resultados de estos estudios y diferentes encuestas realizadas, parece que el modelo coworking no es el más recomendable para todos los autónomos. Más bien parece un modelo dirigido a un colectivo concreto, con formas de trabajo específicas y complementarias entre sí. Para algunos autónomos y usuarios del coworking, a pesar de que los espacios compartidos son el futuro, muchas actividades laborales aun siguen siendo incompatibles con la oficina compartida por una cuestión de naturaleza.

La mayoría de coworkers pertenecen a sectores innovadores

Son espacios pensados y diseñados para personas cuya actividad laboral está ligada a la creatividad y al sector tecnológico, como especialistas en marketing digital, comunity manager, etc. Los usuarios de estos centros de trabajo son autónomos y con necesidades muy diferentes al concepto de oficina tradicional.

Además de ser espacios de precios asumibles (rondan los 300€/mes siempre según qué servicios se contraten), otra ventaja de estos espacios es que crean sinergias entre los autónomos. La gran mayoría se dedican a profesiones parecidas y a los mismos sectores empresariales, por lo tanto, la oportunidad de hacer contactos también es una ventaja importante para muchos.

A fin de cuentas, lo que decide si estos espacios son aptos o no para según qué profesionales es la actividad a la que se dedican. Un abogado o un constructor necesitan una oficina fija para realizar su actividad. También las distracciones, ruido de teléfonos y conversaciones, y la falta de privacidad, son inconvenientes para el desarrollo de ciertas actividades donde es necesaria la concentración o actividades donde se tratan de temas delicados o personales.

Pros y contras del coworking

  • Reducción de costes: Es la principal ventaja de las oficinas compartidas. La mayoría rondan los 225€/mes para el alquiler de una ‘mesa corrida’ (espacio de trabajo rotativo que se comparte con los demás usuarios) y no suele superar los 350 en el caso de las mesas fijas, en las que el autónomo puede dejar sus pertenencias sin necesidad de llevárselas cuando acabe su jornada. El precio de alquiler de una zona compartida es muy inferior al de la oficina fija especialmente en las grandes ciudades, donde el alquiler de un local puede sobrepasar los 1.000€/mes en muchos casos.
  • Sinergias: La mayoría de autónomos que utilizan estas oficinas compartidas desarrollan actividades muy similares, relacionadas con el ámbito creativo, innovador y las nuevas tecnologías. Por lo tanto, el coworking es un lugar donde relacionarse y apoyarse en otros trabajadores con actividades similares a las suyas y proyectos capaces de retroalimentarse.
  • Valores añadidos: En muchos casos, estas zonas de trabajo disponen de servicios de asesoría. Para el prototipo de autónomo que frecuenta estos lugares, se trata de un servicio de gran utilidad ya que le ahorra costes al no tener que contar con un asesor propio y le genera comodidad al tenerlo continuamente disponible en su misma zona de trabajo. Algunos también ofrecen cursos y talleres sobre formación y desarrollo de la actividad de estos autónomos.
  • Flexibilidad: La inestabilidad del trabajo por cuenta propia muchas veces impide hacer frente a la factura del local. El coworking permite que el autónomo que pase por una mala racha deje durante un tiempo de desarrollar su trabajo en la oficina flexible y vuelva cuando su actividad esté en un mejor momento.
  • No está pensado para todos los autónomos: El coworking es un modelo pensado sobre todo para nuevas profesiones. En muchos casos, la propia naturaleza de los negocios impide que el coworking sea una opción real para ellos.
  • Falta de privacidad y límites para el crecimiento: Muchos autónomos se resisten a apostar por el espacio compartido por cuestiones como la falta de privacidad. En muchos casos, el ruido, las conversaciones entrecruzadas y las constantes llamadas de teléfono pueden resultar molestas para muchos trabajadores autónomos que requieren de una especial concentración para desarrollar su actividad. También, la propia naturaleza de las oficinas flexibles impide el crecimiento de algunos negocios que, cuando empiezan a contar con más personal y a ampliar su actividad, se encuentran con limites para implantar sus rutinas en estas oficinas compartidas.
Etiquetas: Coworking
Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar