¿Qué pasa si mi negocio no está en las redes sociales?

¿Qué pasa si mi negocio no está en las redes sociales?
Foto | ©BigStock
Actualizado: 29.05.19 - 07:00

Redes Sociales

Más de una vez habrás oído eso de que, si no estás en las redes sociales, no existes. Y parece que pasa lo mismo con las empresas. Pero son muchos los empresarios que se cuestionan la aparición de sus empresas en Facebook o Google, se preguntan si realmente es necesario estar en todas las redes sociales y aparecer en el top de los buscadores.

Vamos a verlo.

Usamos Google cada vez más

Es obvio que estar en Google es importante y tiene su relevancia. Ya no es una cuestión de gustos, sino de efectividad y los números lo demuestran. Según dicen algunos estudios, al día se realizan unos 3.500 millones de búsquedas en Google. Somos unos 7.500 millones de personas en el planeta y muchas de estas personas no tienen acceso a internet. Esto quiere decir que cada persona del mundo realiza, al menos, una búsqueda cada dos días, o más. Está claro que las búsquedas en Google son una vía para resolver dudas y localizar a profesionales. Por ejemplo, cuando necesitamos los servicios de un profesional, la mayoría de las veces vamos directamente a Google. Ya ni tan siquiera preguntamos a en nuestro entorno.

Aunque puede haber sectores en los que las búsquedas no sean tan habituales, con herramientas como Google Trends podemos determinar qué términos de búsqueda son más frecuentes en nuestro negocio. También si merece la pena invertir en posicionar en Google.

¿Están nuestros clientes en Facebook?

Con respecto Facebook, puedes pensar que tus clientes potenciales pertenecen a esta red social debido a todas las posibilidades de segmentación que tiene.

Aunque tu mercado objetivo sea pequeño, es muy posible que haya personas que coincidan con esta estandarización. Deberás analizar si merece la pena invertir en una campaña en este medio y si se hace clic en los banners de Facebook.

Otra forma de velo es realizar una prueba piloto al estilo de la carga de prueba en ingeniería. Se destina parte del presupuesto a marketing en publicidad y se hace un experimento. Por ejemplo, lanzar un anuncio a cinco segmentos diferentes (por ejemplo, a cinco tramos de edad) y ver qué pasa. Es probable que varios de los segmentos no resulten rentables, que uno lo sea y que dos no se definan. Ahora es cuestión de ir ajustando una técnica o descartar esta red social como medio de venta.

No olvidemos los canales propios

La publicidad hace tiempo que dejó de ser solo un anuncio en un espacio concreto para publicitarnos. Una newsletter es un ejemplo de un canal propio. Se solicita a los clientes su email de forma voluntaria para enviarles información futura. De este modo, el contacto entre empresa y cliente es directo y no requiere del pago por un espacio. Las llamadas telefónicas estarían en una posición similar.

Es importante tener en cuenta que cada uno de estos métodos pueden resultar invasivos de diferente manera. Google y Facebook usan los datos de sus usuarios para que nosotros paguemos por su segmentación (manual en el caso de Facebook y más orgánica en el caso de Google). Los boletines y las llamadas telefónicas, por otro lado, guardan relación

Crea y personaliza tu propia web o tienda online.
Totalmente gratis

Las noticias más leidas de Gestión

Información importante sobre cookies
Este portal web, utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Dispone de más información en nuestra Política de Cookies.
Configurar